Terminó el verano, ojo con la lluvia

motos lluvia1

Nada tan placentero como rodar contemplando un cielo azul con el sol brillando en lo más alto y calentado el cuerpo al momento de emprender un viaje, e incluso, en esos pequeños trayectos citadinos bañados por el astro rey. Sin embargo, a menos que estemos en el Sahara siempre habrá la posibilidad de que nos topemos con la lluvia, y más en época de invierno; acá compartimos con ustedes unos consejos que nunca sobran para todos los que estamos en el cuento de las 2ruedas.

  • motos lluviaLo primero es estar preparados mentalmente para no indisponernos por efecto de la lluvia.
  • Es importante que procuremos cargar un impermeable, ojala termosellado para que el agua no se filtre por las costuras y que sea lo más cómodo posible.
  • A la hora de elegir dicho impermeable recordemos que este va por encima de nuestra ropa, o sea de la chaqueta de protección, para calcular adecuadamente el tamaño.
  • La lluvia reduce la visibilidad así que si se puede elegir en colores vivos o con franjas reflectivas es mejor para que nos vean fácilmente.
  • Usar calzado a prueba de agua, o botines contra agua, pero cuidando que estos no interfieran con el manejo seguro de nuestras motos.
  • La velocidad de desplazamiento debe reducirse y los espacios con respecto a los otros vehículos de la vía deben ser mayores.
  • La pintura de demarcación es muy resbalosa cuando esta mojada, así que debe evitarse pasar por estas demarcaciones.
  • Las reacciones deben ser más suaves de lo usual, y con esto me refiero a dosificar los frenos y el acelerador ya que el suelo mojado necesariamente reduce la adherencia.motos lluvia2
  • Evitar los charcos de agua, pues no sabemos qué tan profundos pueden ser o si existe algún tipo de “sorpresa” que pueda desestabilizarnos y provocar una caída.
  • El estado de las llantas debe ser revisado, de modo que los canales de desagüe de estas cumplan adecuadamente su función para tener mejor tracción.
  • Si el pronóstico de clima indica lluvia, tratar de preparar el visor del casco, ya que tiende a empañarse por la diferencia de temperaturas. Usar algún tipo de antiempañante en el caso de que lo amerite para el interior del visor, mientras que el exterior puede ser lubricado con algún producto que hace que el agua se deslice mejor.
  • Finalmente como dice el refrán. “Al mal tiempo buena cara”
783 Visto 3 Visto hoy
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin

Vea tambien...

Deja un comentario

www.moto2ruedas.com utiliza cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.