Monster 1100 evo, Tiger 800, Ninja 300 ¿en un comparativo?

comparativo ninja monster tigerUsualmente al ver comparativos en diferentes revistas y portales, buscan motos de la misma tipología, cilindraje y prestaciones, o al menos si este no es el caso, si muy parecidas. Pero como en moto2ruedas todo es innovación, nos entró la alocada idea de comparar tres motocicletas totalmente dispares entre sí: una deportiva, una naked y una trail, además como si eso fuera poco, tres marcas diferentes: Una japonesa, un italiana y una inglesa. Y para completar cilindradas totalmente diferentes: 300, 800 y 1.100.

Así las cosas las llamadas este comparativo irracional tiene como protagonistas a la Ducati Monster 1.100 evo, la Triumph Tiger 800 y la Kawasaki Ninja 300. ¡Ah!, y para completar ninguna es nueva, los tres modelos son de diferentes años y todas ya con más de 15.000 kms en su haber, por tanto podemos dar fe de la calidad de las motos, los motores y ajustes.comparativo ninja monster tiger

Ahora la pregunta ¿Por qué  hacer algo tan incoherente con motocicletas de segmentos y tipologías diferentes? Bueno, pues creemos que abarcar en un solo artículo tres protagonistas exitosas en sus respectivos segmentos es un buen motivo.

Toma de contacto

Al acercarnos a las máquinas la más intimidante es la británica, pues es una moto grande, robusta, preparada tanto para el asfalto como para incursiones por tierra y superficies menos amigables, con porte y presencia en la vía. En cuanto a la italiana entendemos porque el apelativo de Monster: llanta trasera enorme, depósito grande, frenos gigantes, motor a todas luces superior y todo en un cuerpo compacto. Por último y no por ello menos llamativa, la japonesa a pesar de ser la más pequeña del grupo, tiene muchos admiradores y admiradoras en donde llega, una moto que claramente llama la atención por esas líneas deportivas y pinta de moto de mayor cilindraje.

Cada uno de los pilotos de prueba tiene opiniones sobre la parte estética, en donde a cada una en su tipo consideramos que están muy bien logradas en líneas, acabados y aspecto general. Como la idea es que cada piloto tenga la oportunidad de probar las tres motos dejamos que el más bajo – quien estas líneas escribe – comience con la Kawa, y los otros dos pilotos de talla media – al menos en Colombia – se reparten los honores de Ducati y Triumph.

Lo primero que observamos es cuan fácil es llegar al suelo en la Ninja, incluso para pilotos de baja estatura; la Monster está a mitad de camino y la más alta es la Tiger. Las posiciones de manejo están claramente a favor de la ergonómica inglesa, en cuya posición se pueden recorrer cientos de kilómetros sin apenas asomo de fatiga, seguida de la Japonesa, la cual a pesar de el corte deportivo sorprende con una posición de manejo confortable y no tan radical como en la Italiana, siendo esta la menos amigable para pasar muchas horas seguidas a los mandos.

Encendiendo motores

comparativo ninja monster tigerAl momento de girar las llaves a la posición de contacto y accionar el arranque, surgen diferencias colosales: La Ninja cobra vida con un sonido apenas perceptible y un bajo nivel de vibraciones, pero sin el menor reparo; en la Tiger necesitamos oprimir el embrague y el sonido característico del motor cobra vida con propiedad y sin vibraciones, incluso menos que la Ninja; la Monster es otra historia, oprimir el botón de encendido hace que todas las miradas se vuelquen sobre ella, el sonido es fuerte, ronco y con mucha propiedad, las vibraciones ya son bastante notorias pero el sonido hace que encender la moto sea una sensación tan placentera que provoca hacerlo muchas veces.

comparativo ninja monster tigerLa ruta elegida para el primer tramo incluye recorridos por autopista en vías de alta velocidad y buen estado. Con los depósitos llenos encendemos motores y nos colocamos en marcha, nos sorprende un tráfico caótico antes de salir de la ciudad y notamos como la Ducati está fuera de su elemento, el calor es bastante notorio, el ángulo de giro de timón es el menor, el ancho del manillar y la posición de los espejos hace que sea la menos ágil de las tres para moverse entre carros; nuestra Triumph, por altura pasa por encima de casi todos los espejos de los carros pero no de camionetas, el ángulo de giro es excelente y el calor del motor es elevado pero tolerable; finalmente la Kawasaki va más tranquila, buen radio de giro, cabe fácil entre carros y sin síntomas molestos de temperatura de motor.

Tan pronto como el tráfico permite estirar más el puño derecho, como es de esperarse las europeas toman vuelo con facilidad, en tanto que la asiática hay que llevarla a la zona de confort, es decir, la parte alta del tacómetro, pero con 500 c.c. menos y casi 50 caballos por debajo no se amilana y es capaz de seguirlas en velocidades por encima de lo legal. Todas 3 ruedan con facilidad sobre los 150 km/s, la diferencia está en cómo llegan allá. La Kawasaki estira el motor para aprovechar a plenitud torque y potencia llevándola siempre por encima de las 9.000 rpm tomando menos de lo esperado llegar a esta velocidad, pudiéndola sostener como crucero sin problema. La Tiger con una entrega lineal de potencia lo hace tranquila y rápido, sin vacíos de potencia, pero es claro que el punto ideal no está en el último cuarto de motor, sino a medio y ¾ de régimen. La Monster no importa el cambio que vaya, solo asegúrese de no tener nada adelante, abra el acelerador y vera como el paisaje se torna borroso, la resistencia del aire sobre usted aumenta muy rápido y si mira el velocímetro, para lo cual debe bajar la mirada más de lo deseado, se dará cuenta que es mejor soltar el acelerador o estará muy, pero muy por encima de las velocidades permitidas.comparativo ninja monster tiger

Pasamos a un divertido tramo ascendente con curvas consecutivas para evaluar otro aspecto de nuestras acompañantes, nuevamente la Ninja sorprende gratamente al mantenerse a la rueda de las compañeras de rodada, desde luego llevándola apurada, inscribiéndose en las curvas sin asomo de cansancio, con un trazada limpia con muy buena comunicación al piloto del estado, aún no se siente cerca de los límites; la Monster manda la parada, va por delante de las compañeras con total tranquilidad, hay que acostarla más que las demás pero apenas entra en confianza es un placer absoluto, incluso debemos bajar la marcha para no despegarnos del grupo, el aplomo al paso de las curvas es total: el bajo peso, la posición de manejo y los frenos hacen que sea la más divertida de manejar de las tres en estas circunstancias; en el medio del grupo la Tiger no defrauda, la moto va con soltura y es predecible, torque y potencia para salir de curvas sin ningún inconveniente, eso sí, la suspensión delantera por esa vocación mixta se clava más que las acompañantes.

Acá enfilamos por una carretera destapada que nos llevara a la laguna de Guatavita, y nuestra imponente británica entra en calor, atraviesa sin el menor asomo de incomodidad para el piloto, el cual puede andar de pie en una posición casi natural y atravesar a buena velocidad esta superficie poco amigable. La representante de la casa de Japón, pasa por este terreno sin muchas quejas, aunque la suspensión trasera calibrada en la posición media de precarga se siente seca, pero a baja velocidad es capaz de atravesar el terreno sin traumatismo para el piloto a pesar de que no fue creada para estas superficies. La integrante italiana es la que más sufre en esta condición, pues la posición de manejo, la calibración de suspensiones obligan a ir muy despacio, lo que también genera el mencionado aumento de temperatura de motor.

Cifras y datos

comparativo ninja monster tigerNuestra italiana con un bicilíndrico en L refrigerada por aire con 1.078 c.c. entrega 100 caballos de potencia y torque de 103 Nm, que solo debe mover 169 kilos en seco, es la que tiene un andar más contundente y deportivo entre las 3. Las suspensiones, delanteras Marzochi y traseras Sach permiten múltiples ajustes, viene con ABS y control de tracción, el asiento está a 81 cms del suelo, los frenos firmados por Brembo son simplemente espectaculares.

La pequeña deportiva de Kawasaki posee un bicilíndrico en paralelo que entrega 39 caballos de potencia y 27 Nm en el mejor punto de torque, destinados a impulsar los 172 kilos de peso declarados en seco, misión que cumple muy bien para los 296 c.c. Los frenos son eficaces, pero podrían ser de mayor tamaño adelante, la suspensión adelante es simple pero cumple la misión sin quejas, mientras atrás es ajustable en 5 posiciones de precarga. Vale la pena destacar el embrague anti rebote heredado de sus hermanas mayores que permite jugar al máximo con la caja sin mayores riesgos al bajar cambios. El asiento es amigable con los conductores de talla baja ubicado a 78 cms.

La trail de entrada a la marca inglesa se mueve gracias a un motor de 3 cilindros que entrega 95 caballos de potencia y 79 Nm de toque gracias a los 799 centímetros cúbicos de desplazamiento. La suspensión delantera tiene 180 mm de recorrido para afrontar situaciones adversas, pero sin ajuste de algún tipo (recordar que es 2011, los nuevos modelos ya lo permiten) y atrás son 170 mm de recorrido con ajuste en precarga. Los frenos Nissin están a la altura del reto a la hora de detener los 210 kilos de peso.

Concluyendo

En síntesis estas tres motocicletas son divertidas, emocionantes y cada una con fortalezas y debilidades propias del respectivo estilo y tipología. Las opiniones de nuestros pilotos de prueba son las siguientes:

Pros Contras
Tiger 800 Motor de respuesta muy suave, con buena potencia, posición muy cómoda para viajes largos, fácil de maniobrar teniendo en cuenta el peso. Un poco pesada dentro de la categoría, falta de ajuste en suspensión delantera y es un poco suave para calle, la trasera aunque con ajuste, muy fuerte para destapados
Ninja 300 Posición cómoda para ser estilo superbike, suspensión suave, muy fácil de maniobrar, sonido en altas muy bacano. Falta un poco de potencia en bajas (aumento torque, o acortar caja).
Monster 1100 Torque excepcional en cualquier cambio, bastante liviana. Posición bastante incómoda para trayectos medio o largos, carenajes plásticos se sienten como de mala calidad, vibraciones bastante fuertes en casi todo el rango de revoluciones, sonido bastante fuerte.

Si usted es un piloto de emociones fuertes, directas, con recorridos cortos y circuitos, que desea un juguete que todo el mundo mire y escuche (el pito de la moto, con el sonido del motor es innecesario), con deseos de sentir sensaciones brutales y francas, la Ducati Monster fue creada para usted.

Pero si usted es de aquellos de adora llenar de kilómetros su moto en viajes y recorridos largos, sin que le importe mucho las condiciones del terreno, la Triumph Tiger es el juguete indicado, incluso, no tiene mayores inconvenientes en convertirla en moto de uso diario. A la hora de viajar puede colocarle tantas maletas, carga y luces como guste, es más, la acompañante viajara sintiéndose tanto o más cómodo que usted mismo.comparativo ninja monster tiger

Si lo suyo son las motos deportivas, pero aún no tiene presupuesto para llegar a las 600 o 1.000, o quiere hacer escuela antes, la Kawasaki Ninja 300 va a superar sus expectativas, dándole buenas sonrisas en la cara al sentir la elasticidad del motor, los ritmos que puede sostener y cuanto puede divertirse con 300 c.c. entre las piernas. También es polivalente para uso en ciudad a ritmos tranquilos y lo mejor a precios contenidos de adquisición y mantenimiento.

Cualquiera sea la necesidad, de seguro alguna de nuestras 3 integrantes de este comparativo colmara las necesidades, ya que en el mundo de las 2ruedas siempre habrá una moto para lo que tenga en mente.

159 Visto 1 Visto hoy
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

www.moto2ruedas.com utiliza cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.